Saltar al contenido
Portada » TE CONTAMOS UNA SERIE DE CONSEJOS PARA EVITAR UN GOLPE DE CALOR.

TE CONTAMOS UNA SERIE DE CONSEJOS PARA EVITAR UN GOLPE DE CALOR.

Se espera mucho calor para los próximos días en la ciudad. El pronóstico anticipa que las condiciones climáticas se extenderán durante todo el fin de semana largo.

Para comenzar, es importante delimitar cuál es la población de riesgo ante las altas temperaturas. Deberán prestar especial atención las mujeres embarazadas, bebés, niños, niñas y mayores de 65 años. También personas con enfermedades crónicas, respiratorias o cardíacas, como hipertensión arterial, obesidad y diabetes.

Teniendo en cuenta que el calor extremo genera pérdida de agua y de sales esenciales que afectan el buen funcionamiento del organismo, es importante tomar medidas para evitar un shock térmico, más conocido como golpe de calor.

Consejos para prevenir los golpes de calor:

No exponerse al sol entre las 10 y las 17 horas. Tomar mucho líquido, preferentemente agua.En el caso de los bebés, amamantarlos con mayor frecuencia.

Si tienen más de 6 meses, ofrecerles agua fresca sin esperar que la pidan. Ingerir frutas y verduras, evitar comidas calóricas y abundantes. Usar gorro y vestir ropa clara y holgada.

Cuidado de la piel y actividad física:

Se recomienda usar protector solar de alto espectro y repetir la aplicación después de sumergirse al agua o periódicamente luego de colocarlo.

En el caso de los niños, colocarles protector siempre, ya que la exposición solar en la infancia es la que representa más riesgo para el cáncer de piel en el futuro.

Realizar actividad física al aire libre antes de las 10 o después de las 19 horas. En caso de tener que hacerlo en otro horario, buscar espacios con sombra y buena circulación de aire.

Hidratarse con agua y/o bebidas deportivas o caseras a base de sales. Antes, durante y después de la realización del ejercicio o deporte. Evitar la exposición al sol.

No comer en exceso, priorizar frutas y verduras. Evitar el consumo de grasas, azúcares, alcohol y cafeína, ya que contribuyen a la deshidratación.

Usar vestimenta liviana, aireada y de colores claros. Controlar la cantidad, duración e intensidad de la actividad. Es fundamental no excederse en el esfuerzo.

Síntomas del golpe de calor:

Entre ellos se destacan: agotamiento, debilidad, pérdida de lucidez, confusión, dificultad para hablar, hipotensión, dolor de cabeza, mareos, posibles desmayos, piel caliente y seca (por el cese de la sudoración), náuseas, vómitos, diarreas, pulso acelerado y taquicardia, entre otras.

Ante la presencia de alguna de estas señales del organismo es importante interrumpir la actividad de inmediato; evitar la exposición al sol; hidratarse con agua o bebidas deportivas, ya que reponen sales y minerales; y refrescar el cuerpo, sobre todo en cuello, axilas e ingle. Siempre es recomendable llamar rápidamente al servicio de emergencia para una mejor intervención.

 

 

 

Compartir en redes